Ergodicidad en la Red

Algunas campañas publicitarias y videos musicales han roto la barrera que imponía la pantalla con el espectador, creando una especie de realidad cibernética. Lo que antes era para nosotros una utopía, fue posible, gracias al séptimo arte en la película Charlie en la Fábrica de Chocolate (2005), en donde Charlie Bucket mete la mano a un televisor y saca un chocolate Wonka; ahora esta interacción es casi una realidad. Algunos videos musicales y publicitarios han tratado de incluir al espectador en una especie de falacia cibernética, en el cual se puede interactuar y ser parte fundamental de la historia que se proyecta, pero sin cambiar la narrativa ni obtener nada del video (al contrario de Charlie que se come un chocolate). Pero ¿cómo definir estos videos? Nos hemos basado en la teoría de Espen Aarsseth, Literatura Ergódica para poder explicar la novedad de este tipo de publicidad.

En 1997 Espen Aarseth desarrolló el concepto de Literatura Ergódica, para definir la interacción de los lectores con los cibertextos. El término ergódico se deriva de las palabras griegas: ergon y hodos, que significan respectivamente “trabajo” y “camino”. En la literatura ergódica el lector tiene una participación activa en el desarrollo de la narración, prácticamente construye el texto; en este proceso de lectura el lector va cambiando dependiendo las condiciones narrativas, algo parecido a los juegos de ROL. La novedad de esta literatura es, que es una falacia espacio-dinámica, en la cual la ficción no se percibe como una representación del mundo, sino como si fuera el mundo propio. En pocas palabras, nos apropiamos de un espacio que no está en nuestra realidad, pero lo comprendemos como si así fuera.

logan-goldentouch3

Ahora pensemos en esta teoría aplicada en algunos vídeos de la red, en los cuales nuestra interacción es mínima, pero aún así, nos volvemos parte esencial del mensaje que buscan transmitir. Por ejemplo Namie Amuro en su video “Golden Touch”, nos indica que debemos pulsar la pantalla durante todo el video, al parecer tú eres el ejecutante de todas las acciones, pero en realidad sólo eres el eje central del desarrollo del video. En el momento en el cual tu dedo toca la pantalla te conviertes en un usuario activo inmerso en un laberinto lineal narrativo, en donde tú eres la estructura que sustenta el desarrollo de la historia, aunque no puedes perderte e interactuar, más allá de las indicaciones del video. La sensación final es ilusoria, pero aún así el aspecto de coerción y manipulación es real; otros ejemplos publicitarios son:  Touch the Rainbow de Skittles y algunos  doodle de Google.

Captura de pantalla 2015-07-03 a las 12.20.17

Este tipo de videos y publicidad busca explorar las estrategias comunicativas con videos e imágenes dinámicas para lograr una mayor aceptación explotando la innovación y las nuevas narrativas, para conseguir resultados creativos que cautiven al público.

Email This Page

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *