Memes en el ADN de las Redes Sociales

Un día sin memes no es día, por lo menos no lo es para quienes somos fervientes seguidores de las Redes Sociales.“¡Por cada acontecimiento un meme!” es casi una regla o un lema, o ¿será que los memes son un gen arraigado en lo más profundo del ADN de las Redes Sociales? Si bien el término “meme” proviene de la genética, Richard Dawkings desarrolló una teoría de difusión cultural en su ensayo: El gen egoísta (1976), donde acuña el término “meme” y lo define como la unidad teórica de información cultural que se transmite de un individuo a otro o por imitación. Esta definición no está concretamente dirigida a lo que hoy conocemos como memes de la Red, puesto que este término lo adoptaron los usuarios de la Web mucho después, por las similitudes en el modo de transmisión de este genoma de información con imágenes virales o Rage cómic.

La palabra “meme” proviene de la palabra anglosajona [gene] por su semejanza fonética y de la palabra “mimesis”, tanto por su forma morfológica que asemeja a la palabra /memoria/ como por su significado: imitación de la realidad. Los memes son información cultural que se transmite de padres a hijos y por imitación, incrementando así el campo cultural de cada individuo.

Ahora un meme tal y como lo conocemos podríamos describirlo así: Como una construcción que se va reproduciendo y reproduciendo hasta hacerse viral. Es una unidad mínima de información cultural que busca multiplicarse y adaptarse hasta encontrar la forma de sobrevivir en el medio. Uno de los memes o rasgos culturales más conocidos y difundidos a lo largo de la historia es “Érase una vez”. Tal vez nunca lo notaste, pero indudablemente si alguien te pide que escribas un cuento, iniciarás tu narración con esta frase.

En la Red se adoptó el término meme para nombrar a los Rage comics, pues la forma de distribución y de creación son muy similares. En algún momento los Rage comics empezaron a mezclarse con otro tipo de imágenes o ilustraciones, que eran igualmente virales, pero no eran un cómic sino otro tipo de representación gráfica, que mostraba algún evento o situación chistosa propensa a hacerle mofa; en estas ilustraciones se hiperboliza la situación haciéndola aún más divertida. El término “meme” fue ideal para denominar a estas imágenes, tanto por la transmisión como por la imitación, teniendo en cuenta que el evento del cual se hace broma es conocido por los receptores y por eso resultan ser tan exitoso.

La teoría de Dawkings a nivel científico ha sido cuestionada, pues hay teóricos que no coinciden con él. Sin embargo, en términos digitales, su teoría nos ayuda a entender la manera en la cual se potencia la distribución de estos memes y la velocidad casi instantánea a la cual se multiplican por las Redes Sociales y otros medios de comunicación.

En resumen: Érase una vez un meme que se multiplicó y multiplicó hasta hacerse viral.

 

Email This Page

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *